Arbol de problemas 2

1. EL ARBOL DE PROBLEMAS: CAUSAS- EFECTOS
¿Qué es el árbol de problemas?
Es una técnica participativa que ayuda a desarrollar ideas creativas para identificar el
problema y organizar la información recolectada, generando un modelo de relaciones causales
que lo explican.
Esta técnica facilita la identificación y organización de las causas y consecuencias de un
problema. Por tanto es complementaria, y no sustituye, a la información de base.
El tronco del árbol es el problema central, las raíces son las causas y la copa los efectos.
La lógica es que cada problema es consecuencia de los que aparecen debajo de él y, a su
vez, es causante de los que están encima, reflejando la interrelación entre causas y efectos.

¿Cómo construir el árbol de problemas?:
Se debe configurar un esquema de causa-efecto siguiendo los siguientes pasos:

1.- Identificación del Problema Central. Dentro de los problemas considerados importantes en
una comunidad:

• Seleccionar un PROBLEMA CENTRAL teniendo en cuenta lo siguiente:
⇒ Se define como una carencia o déficit
⇒ Se presenta como un estado negativo
⇒ Es un situación real no teórica
⇒ Se localiza en un población objetivo bien definida
⇒ No se debe confundir con la falta de un servicio específico

2.- Exploración y verificación de los efectos/consecuencias del Problema Central (la copa del
árbol).
Los efectos son una secuencia que va de lo más inmediato o directamente
relacionado con el Problema Central, hasta niveles más generales.
La secuencia se detiene en el instante que se han identificado efectos
suficientemente importantes como para justificar la intervención que el programa o
proyecto imponen.
Cada bloque debe contener sólo un efecto.

3.- Identificación de relaciones entre los distintos efectos que produce el Problema Central
Si los efectos detectados son importantes, el Problema Central requiere una
SOLUCION, lo que exige la identificación de sus CAUSAS.

4.- Identificación de las causas y sus interrelaciones (las raíces).
La secuencia de causas debe iniciarse con las más directamente relacionadas con el
Problema Central, que se ubican inmediatamente debajo del mismo. De preferencia se
deben identificar unas pocas grandes causas, que luego se van desagregando e
interrelacionando.
Una buena técnica es preguntarse ¿por qué sucede lo que está señalado en cada bloque?
Se deben identificar todas las causas, aun cuando algunas de ellas no sean modificables,
deteniéndose en el nivel en que es posible modificarlas. Hay que recordar que lo que se
persigue es elaborar un modelo causal para la formulación de un proyecto y no un marco
teórico exhaustivo.
Cada bloque debe contener sólo una causa.
La respuesta debiera encontrarse en el nivel inmediatamente inferior.

5.- Diagramar el Arbol de Problemas, verificando la estructura causal
Resumiendo, el Arbol de Problemas debe elaborarse siguiendo los pasos que, a
continuación, se enumeran:
1. Formular el Problema Central
2. Identificar los EFECTOS (verificar la importancia del problema),
3. Analizar las interrelaciones de los efectos
4. Identificar las CAUSAS del problema y sus interrelaciones
5. Diagramar el Arbol de Problemas y verificar la estructura causal.
⇒ Es importante recordar que los componentes del Arbol de Problemas deben presentarse de la
siguiente manera:
• Sólo un problema por bloque
• Problemas existentes (reales)
• Como una situación negativa
• Deben ser claros y comprensibles
⇒ El proyecto se debe concentrar en las raíces (causas). La idea es que si se encuentra
solución para éstas, se resuelven los efectos negativos que producen.
A continuación se presenta un ejemplo esquematizado del árbol de problemas.

ARBOL DE PROBLEMAS: CAUSAS Y EFECTOS
11_Arbol.jpg

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License