Historia de la Calidad

EVOLUCIÓN DE LA CALIDAD

Las necesidades humanas de calidad han existido desde el alba de la historia. Sin embargo, los medios para satisfacer esas necesidades y los procesos de gestión para la calidad han sufrido unos cambios amplios y continuos (Juran 1977).

Antes del siglo veinte, la gestión para la calidad se basaba en unos principios antiguos:
1. Inspección del producto por los consumidores, que todavía se utiliza mucho en los mercados actuales de los pueblos.
2. El concepto de artesanía, según el cual los compradores confían en la habilidad y reputación de artesanos formados y experimentados.

Al expandirse el comercio más allá de los límites del pueblo, y con el desarrollo de la tecnología, se inventaron nuevos conceptos y herramientas para ayudar en la gestión para la calidad.
1. Especificaciones por muestra.
2. Garantías de calidad en los contratos de venta.

En las grandes ciudades, los artesanos se organizaron en gremios monopolísticos. Estos gremios eran, por lo general, estrictos en el cumplimiento de la calidad del producto. Sus estrategias incluían:
1. Especificaciones impuestas para los materiales de entrada, procesos y artículos terminados.
2. Auditorias del comportamiento de los miembros del gremio.
3. Controles de exportación sobre los artículos terminados.

Con la globalización cambiaron muchas cosas en los distintos rubros, la industria no fue ajena a ella.

La evolución de la calidad dio un gran salto en la revolución industrial ya que la producción paso de ser manual a maquinaria y se requería que fuera de una mejor calidad, es de aquí que surgieron los inspectores de calidad. Durante la segunda guerra mundial la tecnología avanzo de una manera muy rápida y esto llevo a que surgieran nuevas formas y maneras de producción y su vez fábricas de todo tipo.

La revolución industrial también acelero el desarrollo de estrategias nuevas, entre las que estaban:
1. Especificaciones escritas para los materiales, procesos, artículos terminados y ensayos.
2. Mediciones y los correspondientes instrumentos de medida y laboratorios de ensayo.
3. Muchas formas de normalización.

En los años noventas el consumidor sólo está dispuesto a pagar lo que el considere que valga ese producto, es por eso que la calidad es apreciada por el consumidor desde dos puntos de vista, calidad perceptible y calidad factual.

Los productos de calidad requieren de investigacion de mercados, reconocer que quiere el cliente, los trabajadores reconocer que quiere el cliente, y finalmente que la empresa misma estructure sus procesos para que sean de calidad.
La misión siempre estará enfocada hacia la mejora continua de la calidad.

Deming, desarrolló el Control Estadístico de la Calidad, demostrando en el año 1940, que los controles estadísticos podrían ser utilizados tanto en operaciones de oficina como en las industriales.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License