LLUVIA DE IDEAS 2

LLUVIA DE IDEAS
1. INTRODUCCIÓN: La lluvia de ideas, también denominada tormenta de ideas,
es una herramienta de trabajo grupal que facilita el surgimiento
de nuevas ideas sobre un tema o problema determinado. La
lluvia de ideas es una técnica de grupo para generar ideas
originales en un ambiente relajado.
Esta herramienta fue ideada en el año 1938 por Alex Faickney
Osborn (fue denominada brainstorming), cuando su búsqueda
de ideas creativas resultó en un proceso interactivo de grupo no
estructurado que generaba más y mejores ideas que las que los
individuos podían producir trabajando de forma independiente;
dando oportunidad de hacer sugerencias sobre un determinado
asunto y aprovechando la capacidad creativa de los
participantes

2. CALIDAD Y BENEFICIOS:El uso de técnicas como la de la lluvia de ideas en la empresa
es cada vez mayor. Muchas empresas se apoyan en los
resultados de las tormentas de ideas, además del
habitual estudio de mercado, a la hora de tomar decisiones
estratégicas. Es por esto que cada vez están surgiendo más
programas software y herramientas vía internet que permiten a
las empresas realizar sesiones de lluvia de ideas con sus
empleados, clientes o con el público en general.

3. PROCEDIMIENTO Y ASPECTOS A CONSIDERAR:La principal regla del método es aplazar el juicio, ya que en
un principio toda idea es válida y ninguna debe ser rechazada.
Habitualmente, en una reunión para la resolución de
problemas, muchas ideas tal vez aprovechables mueren
precozmente ante una observación "juiciosa" sobre su
inutilidad o carácter disparatado. De ese modo se impide que
las ideas generen, por analogía, más ideas, y además se inhibe
la creatividad de los participantes. En un brainstorming se
busca tácticamente la cantidad sin pretensiones de calidad y
se valora la originalidad. Cualquier persona del grupo puede
aportar cualquier idea de cualquier índole, la cual sea
conveniente para el caso tratado. Un análisis posterior explota
estratégicamente la validez cualitativa de lo producido con esta
técnica. En la sesión se debe aportar una idea por ronda. Por
lo cual se debe ser claro de lo que se expone. Se elige un
tema, establece un tiempo y escribe frases o palabras
relacionadas con el tema.
Técnicas:
Existen variaciones a la lluvia de ideas orientadas a mejorar
aún más la productividad de los equipos de trabajo. Por
ejemplo, la técnica de grupo nominal es una tormenta de ideas
donde los participantes escriben, en lugar de decir, sus ideas,
y funciona especialmente bien cuando existen miembros
dominantes que monopolizan la sesión.
Otra técnica es el diagrama de afinidad. En este caso los
participantes escriben sus ideas en papel engomado (post it
notes) y el facilitador agrupa las ideas por afinidad y el equipo
da un nombre a las categorías resultantes en lugar de las
ideas individuales. Luego se trabaja en las categorías con
“multivoto” u otras herramientas.
También se pude trabajar con dos grupos: el primero realiza la
lluvia de ideas mientras el otro grupo es espectador, luego se
invierten los papeles.
Otra técnica es el método profano que consiste en incluir en
el grupo un participante totalmente ajeno al tema sobre el que
se está trabajando para que genere puntos de vista diferentes.
Antes de utilizar herramientas cuya complejidad puede tomar
precedencia sobre el problema que se quiere solucionar, utilice
la lluvia de ideas y permita que su simpleza sea el vehículo
hacia la creatividad práctica. No se conforme con su aplicación
esporádica e informal, saque el máximo provecho del ambiente
de libertad y pensamiento sin reglas, que resultará en
excelentes soluciones a las circunstancias que requieren de su
atención.
Es cierto que se necesita de un equipo maduro para sacar el
mejor provecho de la lluvia de ideas, pero al mismo tiempo la
técnica le permitirá a su grupo llegar más rápido a etapas de
alta productividad por la motivación que resulta de ver
resultados rápidos, simples y prácticos.

4. ¿COMO INICIAR UNA LLUVIA DE IDEAS?
Cada uno de los miembros debe sentirse en la comodidad de
poder decir cualquier cosa que piense sobre el tema en
cuestión, sin preocuparse por ser negado o discriminado."
Comenzamos por liberar la jornada, o una fracción de la
misma, para dedicarnos en equipo a la técnica sin otras
preocupaciones ni interrupciones. Puedes planificar la técnica
para el final de la jornada, de modo de no recibir llamados ni
interrupciones que obstaculicen esta liberación de creatividad.
Se comienza con un equipo de trabajo cómodo, tanto
intelectual como físicamente, en torno a una mesa, en sillones,
en el piso: donde sea de preferencia. Pueden quitarse los
zapatos y beber algo, relajando cuerpo y mente para comenzar
con la lluvia de ideas.
Una buena técnica para iniciar la acción y abrir el canal
creativo es decir, por ejemplo, un color, y pedir a los
participantes nombrar un objeto o elemento de ese color, uno
a la vez, durante un minuto. Luego mencionas, por ejemplo,
una letra, y se pide que cada participante vaya mencionando
un nombre o una marca comercial que comience con esa letra,
o al menos una palabra. Esto facilitará que el cerebro se
despierte, y que la mente entre en esta suerte de mezcla de
actividad laboral y lúdica a la vez.
Luego, presenta el foco creativo al grupo. Este es el tema
central que los convoca. Por ejemplo: el cliente desea abrir una
nueva cadena de tiendas y requiere de ideas creativas. Luego,
puedes complementar el foco brindando la información que
consideres relevante: quién es el cliente, cuáles son sus
preferencias en tiendas, y todo lo que consideres pertinente.
A partir de allí, establece un límite de tiempo (digamos, 20
minutos) para que todos se sientan en libertad de enunciar
ideas, sin discriminarlas. En una buena tormenta de ideas,
no hay "malas" ideas, sino "ideas aptas para otros
temas".
En una pizarra o en un papel, anota todas las ideas que surjan.
Si alguien enuncia algo y el equipo lo trabaja, anota la idea ya
trabajada. Al finalizar el tiempo, lean nuevamente todas las
ideas generadas, dividiéndolas en listas, por ejemplo: posibles,
potenciales para otras situaciones, potenciales para seguir
explorando y así. Recuerda: no hay malas ideas ni ideas que no
sirvan.
Finaliza el encuentro pactando cuándo será la próxima sesión
y, antes de que se retiren los asistentes, agradece y reconoce
el buen trabajo de todos y de cada uno, con una sonrisa en el
rostro. ¡Y deja las ideas fluir!

5.EJEMPLO:
Largas esperas para obtener información
Situación
El Grupo de Mejora "Sobre Ruedas" de una empresa de
transporte de viajeros por carretera se encargó de mejorar el
problema de las largas esperas frente a los expositores de
información.
El equipo empezó realizando una Tormenta de Ideas sobre las
posibles causas de las esperas.
Como resultado de la Lluvia de Ideas el equipo obtuvo
la siguiente lista:
- Número de informadores escaso.
- Calidad de la información.
- Exceso de volumen de la información ofrecida.
- Disponibilidad de información escrita al público.
- Tipos de folletos ofrecidos al público.
- Cantidad de información escrita de cada tipo.
- Falta de acceso a una información escrita rápida.
- Punto único para obtener todo tipo de información.
- Excesivo volumen de la información recibida.
- Información no adaptada a la educación media del público.

6. CONCLUSIONES:
La Tormenta de Ideas es una técnica activa que desarrolla la creatividad y ayuda a un grupo o equipo de trabajo a generar
tantas ideas como sea posible en corto tiempo.
 Permite el integrar diferentes niveles en grupos de trabajo en una tarea homogénea y dirigida a un objetivo común y específico.
Podrán participar indistintamente en la Tormenta de Ideas los gerentes, empleados, miembros de un equipo de trabajo e
inclusive los usuarios finales del servicio.
 Se utiliza para identificar problemas, analizar sus causas, seleccionar alternativas de solución, llevar a cabo planeación
estratégica, generar ideas para cambios en el mercadeo de los servicios y muchas situaciones más.
 El moderador debe tener cualidades de liderazgo para moderar la sesión, y ser muy firme en hacer respetar el formato y las
reglas básicas de la sesión (por ejemplo, no se permiten críticas ni comentarios) tiene que asegurarse que las decisiones las
toma el grupo y no las imponga él.

ejemplo-de-lluvias-de-ideas-3-728.jpg?cb=1284994630slide_1.jpg

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License